Como hemos explicado anteriormente es primordial que en tu plan de publicaciones en las diferentes redes sociales de tu negocio exista un contenido de valor.  El contenido es el corazón de nuestra estrategia de Redes Sociales y de todo nuestro esfuerzo en medios digitales. El impacto que tendremos online dependerá en buena medida del contenido que publiquemos y compartamos.

Y te preguntarás, ¿qué es el contenido de valor? Es ese contenido que resulta esencial para atraer y fidelizar a tu audiencia, es un contenido más de calidad que de cantidad, es ese mensaje que al transmitirse genera satisfacción, que es clave y sirve de puente para que fluya de forma natural el feedback y permita que tu público objetivo se involucre más, interactúe más y comparta más. En resumen; es un contenido que genera interés e interacción en tu público objetivo.

Y ahora dirás, muy bien, ya sé que es importante generar contenido que aporte, pero… ¿cómo lo hago?

-Elige bien la red social. La principal ventaja que tienen las redes es que permite el contacto “directo” con tu público objetivo. Una vez hayas segmentado bien tu público puedes aprovechar esta ventaja para poder establecer una estrategia de venta.

-Cuida al detalle el diseño. El contenido audiovisual es más llamativo que un simple texto. Sube imágenes con una buena resolución, tu logotipo, que digan algo, que sean representativas del mensaje, que llamen la atención. Si la imagen tiene texto, ten en cuenta que la tipografía combine con el estilo de la imagen.

-Nada qué decir que la ortografía debe ser impoluta, pero además no basta con eso, debes crear tu estilo propio. Define tu lenguaje, dale un estilo propio que te diferencia de la competencia, te servirá para identificarte y generar interés.

-A todos nos gusta sentirnos valorados, por eso debes humanizar tu marca. Es decir, atiende de forma rápida y personalizada, haz sentir al usuario importante para tu marca.

Genera conexión. Lo que está funcionando actualmente es el marketing emocional. Es ahí donde puedes atraer y enganchar a tu target, por la emoción que les vas a generar con tu contenido o atención. Intenta generar emociones en tu target; deseo, empatía, necesidad, ternura…etc. Una forma muy efectiva es contar historias (storytelling), involucrar al usuario haciéndole sentir parte de la misma. Así les haces sentir parte de la marca Otra forma muy efectiva son los juegos y concursos.

Esperemos que os hayan sido útiles todos estos consejos 😉