La famosa reputación online… anteriormente enfocada en lo que decían de ti en los foros pero hoy en día englobada en lo que dicen (y dices) de ti en multitud de plataformas. Por tanto podemos definir la reputación online como un conjunto de elementos que representan el prestigio de una marca o persona en la red.

Actualmente en la tendencia de consumo cada día más inteligente, es muy importante para el usuario las opiniones de otros internautas acerca de tu marca, producto o servicio. Y por este motivo debes gestionar correctamente tu reputación, porque rebatir una versión negativa es muy difícil, está implícito en la naturaleza humana. Siempre nos cuenta más lo negativo que lo positivo, somos así de injustos, somos así de HUMANOS.

En este post te daremos unos consejos sobre la gestión de la reputación online y los beneficios de llevarlos a cabo.

Bien, ¿Por qué debo cuidar tanto este aspecto?

-Una página web con una reputación online bien desarrollada suele ser uno de los resultados favoritos de Google, por lo que recibirá bastante tráfico orgánico, es decir, tráfico desde buscadores. Lo que debes saber es que más del 90% de las personas se quedan en la primera página de resultados de Google y solo un 10% avanza a segundas páginas.

Una buena reputación supone más ventas, confianza y usuarios fidelizados.

Y ¿Cómo puedo gestionar una buena reputación?

  1. Sé transparente

La transparencia ayuda a que los usuarios tengan una buena relación de confianza con tu persona o marca. Aporta al usuario testimonios, pruebas, fotografías..etc.

  1. Sé accesible y cercano

A los usuarios les gusta interactuar con las marcas, les gusta sentirse importantes para la misma. Por lo tanto, cuanto más accesible y cercana sea una marca, mucho mejor. Si es inaccessible, se percibirá como lejana. Facilita canales de comunicación al usuario.

  1. Responder eficaz y rápidamente

Dentro de todos los canales de comunicación que tengas habilitados es más importante su propia gestión. Debes responder de forma eficaz, rápida. Ofreciendo soluciones al menor tiempo posible. Intenta responder lo antes posible a los comentarios que te escriban, a los correos, a los tickets…

  1. Cuida el trato con el cliente

Cuida al máximo el trato con la gente que acude a tu “espacio” online. Sé educado y responde con amabilidad sus peticiones y comentarios, escucha lo que dicen e intenta arreglar cuanto antes cualquier tipo de problema que les surja. No estés a la defensiva, existen multitud de visiones y hay que saber gestionarlas con la mayor diplomacia posible.

  1. Intenta comprender las malas opiniones

Intenta, por un momento, ponerte en la piel de las personas que están escribiendo malas opiniones de ti o de tu negocio, intenta comprender qué les ha llevado a esa situación. Si bien es cierto que muchas veces los clientes se basan simplemente en gustos subjetivos, muchas veces encontrarás personas que se quejan con razón. O muchas otras veces será tu competencia, pero como gestiones esos comentarios dirá mucho de ti. Puedes tomártelo como una forma para mejorar, y debes responder argumentando y debatiendo de forma educada y sincera.

  1. Añade testimonios 

Ver a otras personas opinando positivamente sobre algo da mucha confianza. Poner una sección de testimonios  o simplemente dejar los comentarios abiertos en tu sitio web para que la gente se exprese abiertamente hará que tu reputación online sume puntos, y también tu credibilidad. Si, además consigues que los testimonios sean de gente reconocida en tu sector ayudará más.

¿Te ayudamos a gestionar tu reputación online?