Hola marketeros.

En este caso no os voy a hablar sobre la Responsabilidad Social Corporativa, nosotros ya tenemos nuestro apartado donde formamos ONGS  de forma gratuita. No. Hoy quiero hablar sobre como transmitir al cliente ciertos conceptos imprescindibles a la hora de valorar tu trabajo.

Os voy a poner un ejemplo. Hace poco contacto conmigo un cliente interesado en el posicionamiento. El señor me pedía aparecer en los primeros resultados de Google pero sin saber realmente lo que es. Independientemente de que me contratase yo considere muy adecuado darle una miniclass donde el supiese diferenciar todos los resultados que engloba Google, que el posicionamiento orgánico no es algo que da sus frutos de un día para otro y que depende de muchos factores a cuidar y trabajar. Además les explique el tema de resultados SEM. Seguramente se quedase con pinceladas sobre todo lo que expliqué y le seguiría pareciendo caro o no, pero ese señor se fue sabiendo porqué cuesta lo que cuesta, el trabajo que lleva y valoró más que se lo sepa hacer una persona que es profesional del sector y no cualquier persona que lo maneja a nivel usuario.

A mí esto me supone invertir tiempo con clientes que quizás en el momento no me vayan a contratar pero es una labor social para que se valore a los de mi gremio, y por parte del empresario que adquiere ciertos conocimientos básicos para diferenciar un trabajo bien hecho de uno mal hecho. Algunos no estarán de acuerdo conmigo debido a la premisa básica de que si una persona acude a mí es porque valora el trabajo de un profesional, le gusta como trabajo, etc. Conozco personas que exponen un precio y si el cliente les dice que es caro se van. A mí también me ofende en cierto modo, pero no consigues nada. No todo el mundo tiene un conocimiento base y lo mejor es invertir ese tiempo con paciencia, humildad y cercanía por el bien del cliente y por el bien de nuestra profesión. Este es el consejo que desde mi pequeña experiencia quería compartir.