Me animo a escribir una publicación explicativa sobre el precio de las webs.

Es cierto que muchos clientes (algunos realmente no pueden pagar más porque su negocio no va como debería) regatean en el precio sin saber todos los factores que influyen a la hora de fijar el precio del diseño de una página web. Además, es cierto que soy yo quien pone el precio a mi trabajo, pero yo presupuesto sobre una base.

 Prefiero vender calidad a vender precio.

 A continuación os explico varios factores que influyen en el precio:

  • El hosting que ponga. A más espacio y tráfico permitido, más coste. Pero las ventajas de tener un buen almacenamiento son cruciales. Nadie quiere una web lenta que se trabe y no cargue los archivos. Por eso siempre cuido ese aspecto.
  • Otro aspecto importante son los materiales gráficos que utilizo, son recursos premium que ofrecen calidad. Obviamente son recursos de pago. Lo gratis, generalmente sale caro, por eso no lo recomiendo.
  • Bien, el diseño. Yo no traslado contenidos a una plantilla. Yo hago cada milímetro de la estructura de la web a gusto del cliente. Muchas veces les rediseño logo, imágenes, adapto contenidos, etc. Todo es tiempo que invierto para ofrecer un buen resultado.
  • Mi tiempo, hacer las cosas bien lleva tiempo. Meter ciertas aplicaciones, ofrecer funcionalidades, cuidar el posicionamiento, cuidar aspectos de diseño, adaptarlas a todos los dispositivos, etc. El cliente debe ser consciente de que mejor nada que algo malo, lo único que puede recibir a cambio es una mala imagen y la pérdida de confianza por parte del usuario.
  • Me adapto mucho al cliente, siempre sigo mi criterio que para eso soy yo la profesional pero yo no quedo contenta si el cliente no queda satisfecho al 100%. Esto se traduce en tiempo extra, en cambios (razonables) y en una comunicación y un feedback que no todas las empresas ofrecen. En nuestras reuniones les doy mucha información y asesoramiento
  • Cumplen todos los requisitos de Usabilidad, imprescindibles para Google.
Ahora sabéis un poco más sobre los factores que influyen, todo tiene un porqué.